La evolución del taco mexicano

Durante la época prehispánica, el taco era preparado sobre piedras calientes y decorado con cochinilla. Hoy en día al taco mexicano se le han sumado varios elementos que lo han mejorado y hecho todo un manjar. Aquí la evolución de este alimento.

La primera “taquiza” documentada, data de la época de la conquista y fue organizada por Hernán Cortés a sus capitanes en Coyoacán, de acuerdo con el historiador español Bernal Díaz del Castillo en su crónica Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España. No obstante, el taco ya era parte de la alimentación de los habitantes del México prehispánico.

El taco es un elemento básico en la alimentación de los mexicanos, su transformación y variedad es evidente. Por ejemplo, en el norte del país, en Baja California y Baja California Sur, existen los tacos de langosta o de mantarraya, mientras que en el sureste, en Yucatán están los de cochinita pibil o de tzic, hechos de carne de venado.

La evolución

Si bien la base de todo taco es la tortilla tal como lo comenta la coautora de La Tacopedia, Déborah Holtz al decir: “todos los alimentos mexicanos pueden enrollarse en una tortilla”. Actualmente existen varios sustitutos como son: las hojas de lechuga, las rebanadas de jícama o de piña, las espinacas y la col, mismas que son una excelente opción para quienes deseen darle una variedad a este alimento y ser fitness.

En Sonora Grill Group vamos de la mano con esta evolución y le ofrecemos a nuestros comensales tacos al estilo gourmet con arrachera, campechanos, así como los caramelo, los cuales se preparan al gusto del cliente acompañados con queso fundido. Y también consentimos a los amantes de los mariscos al ofrecerles una creación hecha a base de camarón pacotilla con crema de chipotle.

Los ingredientes

La gran variedad de tacos que se preparan en la República Mexicana, son tan diversos como la cultura misma, en cada región se utilizan los ingredientes más representativos del estado como: las tortillas de harina, las de maíz, el pescado, la carne de res o las verduras.

Lo mismo sucede con las salsas, las cuales desde el siglo XVIII se usaron con más frecuencia porque refinaban el sabor de la comida. En Sonora Grill Group tenemos  seis sabores distintos, todos estilo gourmet, unos más picantes que otros, y que le dan el toque perfecto tanto a los tacos, como a cualquier corte de carne, éstas resaltan el sabor y la parte visual al formar parte de la decoración del platillo.

Hoy por hoy los tacos se pueden condimentar con un sin fin de salsas, desde las universales como son la gravy, inglesa y barbecue, pasando por los moles mexicanos, hasta el chimichurri en Argentina, la guasacaca en Venezuela, y el mojo en Cuba.

Fuentes: Martha Chapa, Los tacos de México, Déborah Holtz, La Tacopedia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *